Paz, preséntate citando:

  • Un libro: ‘Las enseñanzas de Don Juan de Carlos Castaneda’
  • Una película: ‘En busca de la felicidad’
  • Una pieza musical: ‘Don´t worry be happy’
  • Un lugar: El río ‘Cabriel’
  • Un hábito: Sentir mi respiración
  • Una cita inspiradora: ‘’No hay camino para la paz. La paz es el camino’’ Gandhi
  • Una comida que te guste: Lentejas

¿Cuál es tu profesión y qué trabajo desempeñas en Asociación La Rueda?

Soy Diplomada en Trabajo Social y trabajo como Profesora de yoga y meditación.


¿Cómo nació en ti la idea de dedicarte al Yoga?

Comencé a iniciarme en el Yoga a raíz de interesarme el desarrollo personal. En principio, no tenía idea de dedicarme a ello.

Después de tener a mi hija, me quedé sin trabajo (trabajaba en el Tercer Sector –ONGs-) y  vine con mi familia a vivir a Albacete.  Me propusieron en un herbolario dar clases de yoga y decidí que sería enriquecedor compartir lo que  a mí me había hecho tanto bien.

A mis clases comenzaron a venir las compañeras de La Rueda y al año siguiente me propusieron formar parte del proyecto.


¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo y lo que menos?

Lo que más me gusta es disfrutar dando las clases, compartir la experiencia con junto a las personas que vienen. Poder transmitir lo que es el yoga desde mi forma de sentirlo enfocándolo, no sólo desde su vertiente más física, sino también espiritual, mental y emocional.

Lo que menos me gusta son los horarios de trabajo, difíciles de compaginar con la vida familiar ya que las clases más frecuentes son por la tarde.


¿Piensas que el Yoga tiene un impacto social positivo?

Por supuesto. Nadie podría ponerlo en duda hoy día.

Aunque también veo que ,en ciertos ambientes, se desvirtúa un poco el sentido original del yoga  y se exageran sus beneficios y bondades mientras que en otras se limitan exclusivamente a lo físico.

Creo que los profesores de yoga tenemos que velar por mantener la auténtica esencia del Yoga y tener en cuenta todo lo que abarca el yoga como estilo y filosofía de vida. El reto está en actualizarlo a los nuevos tiempos sin desvirtuarlo.


¿Qué tipo de Yoga impartes en La Rueda?

Imparto Yoga Integral (hatha y Kundalini – Meditación y pranayama) , Ashtanga Yoga, Filosofía del Yoga (en talleres puntuales), Yoga Prenatal, Yoga con bebés, Yoga Infantil y Familiar, Yoga de la risa y Yoga en parejas, Yoga para adolescentes. También realizo sesiones de Yoga individualizas y yoga terapéutico.

En ocasiones he realizado sesiones de Yoga Adaptado de forma puntual.

No sólo incluyo la práctica física sino también actitudes y valores personales, trabajo energético con la respiración, meditación, experimentación de los sentidos (internos y externos), relajación,  conciencia de pensamientos y control mental, hábitos y filosofía de vida.


¿Qué aporta el Yoga a la persona que lo practica?

Aporta auto-conocimiento de ti mismo ( cuerpo, mente y emociones). Aporta sensación de bienestar con la práctica, aunque en ocasiones no es así y al empezar a practicar aporta cierta  confusión al creernos que estamos mejor de lo que en realidad estamos (a nivel físico, mental y emocional). Poco a poco, la persona va aprendiendo a conectar consigo misma y  a escucharse a todos los niveles. En ese momento, son muchas las personas que sienten el impulso de iniciar un camino de desarrollo personal más profundo.

El yoga aporta distancia entre lo que somos y lo que creemos que somos y eso nos permite vernos mejor y afrontar las situaciones con menor identificación hacia los problemas.

Aporta relajación y serenidad. Mejora la capacidad de atención y eleva la disposición de energía.

Aporta beneficios físicos: flexibilidad muscular y articular, mejora de la circulación, de la postura corporal, de las funciones digestivas, intestinales y respiratorias, etc…reduce los dolores de espalda y mejora la agilidad.


¿Conoces alguna iniciativa original o innovadora de Yoga que quieras compartir?

Conozco iniciativas que me gustan mucho que van en la línea de acercar el yoga a todas las personas independientemente de su condición física o mental o circunstancias (prisiones, centros de menores, centros de mujeres, colegios, geriátricos, empresas, etc.) Me encantan las iniciativas de Yoga adaptado a personas con discapacidad física o mental y la práctica del Yoga en Familia.

Creo que es importante crear espacios para que toda persona, sean cuales sean sus circunstancias (edad, género, estatus social, estado mental, físico o emocional) tenga oportunidad de escucharse, conocerse y conectar con los demás y con el entorno.


¿Qué ha supuesto para ti el practicar Yoga? ¿Cómo ha cambiado tu vida?

Para mí el practicar yoga supuso conectar y reconciliarme conmigo misma, reconocer mi cuerpo, sentirme, etc… En un momento en que estaba muy perdida y desconectada me ayudó a centrarme.

A parte del Yoga he necesitado también realizar otras terapias, para poder ir profundizando e ir sanando mi vida. Pero siempre de base está el Yoga como práctica-hábito en mi camino de auto-conocimiento y como base para vivir una vida consciente y saludable.

Ha cambiado mi vida totalmente. Ahora distingo entre mí misma y el exterior: yo mantengo los límites; no hay confusión. Me siento parte de todo y todo está en mí, eso me da paz y confianza en la vida.

El Yoga me ha ayudado a abrirme a la vida con alegría y confianza.


¿Qué va a encontrar una persona que decida acudir a Asociación La Rueda a practicar Yoga?

Va a encontrar un ambiente propicio y agradable que favorece la introspección  para la práctica de yoga;  profesionales titulados y comprometidos con el yoga a nivel personal y profesional.

Va a encontrar variedad de estilos de yoga y practicas adaptadas a diferentes etapas de la vida;  asesoramiento según sus necesidades en el momento actual.

Va a encontrar flexibilidad de horarios y personalización.


¿Qué le dirías a los lectores que estén leyendo esta entrevista?

Practica Yoga si aún no lo haces. A tu manera, a tu ritmo. Con paciencia.

El yoga se vivencia hacia dentro, es un camino personal y único para cada persona. Es tu propia experiencia la que va marcando tu camino de crecimiento humano, sea con una práctica específica de Yoga o con otras prácticas o terapias de autoconocimiento personal. El Yoga es una filosofía de vida consciente hacia uno mismo y hacia todo lo que te rodea. Te conecta con la alegría de vivir  tu día a día y poder  sentir la vida plenamente en cada pequeño gesto cotidiano.